La nueva convocatoria para ascenso a inspector jefe - Oposiciones SagaOposiciones Saga

La nueva convocatoria para ascenso a inspector jefe

temariopost

Con fecha de 26 de febrero de 2018 se aprobó Resolución de la Dirección General de la Policía, por la que se convoca proceso selectivo de ascenso a la categoría de inspector jefe de la policía nacional, publicada en la correspondiente Orden General, de 5 de marzo.

Igual que sucediera con la reciente convocatoria para ascenso a comisario, sobre la que tratamos en el artículo Novedades en la oposición de ascenso a comisario, también en este caso nos encontramos con importantes y llamativas novedades.

Para empezar, reseñar que se ha producido un incremento del 20% en el número de plazas convocadas respecto del año pasado. Para este 2018, se convocan 180 plazas, de las cuales 120 corresponden a la modalidad de antigüedad selectiva y 60 a la de concurso-oposición.

Principales novedades

Sin embargo, el cambio más significativo de dicha convocatoria pasa por el contenido del Anexo III, es decir, el contenido del temario, recientemente adaptado por nuestra academia, para responder con inmediatez a los cambios experimentados en el mismo.

Como siempre, dividido en tres partes, las áreas de ciencias sociales y de ciencias técnico-policiales no han sufrido cambios significativos, manteniendo sus 11 y 18 temas respectivamente.

En el área de ciencias sociales únicamente se ha incorporado un nuevo epígrafe en el tema 5, (La calidad en la Administración Pública), referente a la Gestión de procesos.

Y en el área de ciencias técnico-policiales, por su parte, se ha visto modificado el tema 17 (El uso de las armas en la Policía Nacional), cuya estructura y epígrafes se han retocado, pero cuyos contenidos siguen siendo básicamente los mismos.

Por su parte, el área de ciencias jurídicas ha sido protagonista de la revolución. Pasa de contar con 37 temas en anteriores convocatorias a tener tan solo 24 temas. Es decir, se han suprimido 13 temas.

El resultado, en términos prácticos: nuestro temario se ha visto reducido a 2 volúmenes (el primero, para el área jurídica; el segundo, para las otras dos áreas), de 3 tomos que tenía anteriormente.

La desaparición de materias troncales

¿Cuáles son los temas que han sido suprimidos? Fundamentalmente los que desarrollaban el Derecho constitucional, derechos fundamentales e instituciones básicas del Estado; así como la mayoría de los temas de Derecho Penal, general y especial (entiéndase por tal la regulación y estudio de las diferentes figuras delictivas de nuestro ordenamiento).

Tan solo se ha ‘respetado’ el tema de la legislación penal especial y la responsabilidad penal de los menores, con especial incidencia en materia procesal.

Los motivos

Parece razonable prescindir de unos temas que se han tenido que estudiar forzosamente por todos los funcionarios que concurran al presente proceso selectivo.

Tanto por vía de acceso libre, como por promoción interna, para acceder a la Escala Ejecutiva se tienen que superar sendos procesos en los que se incluye un temario exigente (actualmente de 73 temas), en el que se incluyen todos y cada uno de los temas ahora suprimidos.

¿Tiene sentido volver a exigir a los inspectores de policía que estudien de nuevo dichas materias?

Parece razonable responder negativamente, a la vista de que, a la superación del proceso selectivo correspondiente, por una u otra vía, ha seguido un muy largo curso de formación de dos años en la Escuela Nacional de Policía, en el que seguir ahondando, entre otras, en las materias referidas.

No tiene demasiado sentido incidir nuevamente, a la hora de promocionar a los inspectores a superior categoría, en las mismas materias y sí, por el contrario, ampliar conocimientos sobre otras cuestiones que enriquezcan su preparación de cara a afrontar las nuevas responsabilidades profesionales.

¿Es tendencia?

Si veníamos de experimentar un cambio significativo en el sistema de selección de los candidatos al ascenso a comisario (nada menos que con la modificación del tipo de examen de conocimientos) y ahora nos encontramos con esta medida ‘rompedora’, nos podemos preguntar: ¿Quiere la División de Formación y Perfeccionamiento pulir sus sistemas de selección? ¿Está dicha División por modernizar contenidos y procesos en general? ¿O se trata de una simple coincidencia en el tiempo?

Evidentemente, sin entrar a cuestionar las decisiones adoptadas, parece razonable reconocer que, como todo en esta vida, tanto los procesos de selección como los sistemas de formación de los policías, a lo largo de su carrera profesional, son mejorables.

Y las últimas medidas adoptadas parecen encaminadas a lograr esa mejora, esa modernización.

El resultado lo veremos a medio plazo, pero me gustaría terminar estas líneas con algunas cuestiones que lanzo al viento:

¿Qué va a deparar la inminente convocatoria de ascenso a subinspector?
¿Qué pasará el próximo año con el ingente temario de la oposición de ascenso a comisario? ¿Desaparecerán del mismo igualmente los temas de las materias ahora suprimidas del temario de ascenso a inspector jefe?
¿Se va a entrar en algún momento a reformar la duración de algunos de los cursos de formación de los funcionarios que logran el apto en los respectivos procesos de selección por promoción interna hoy vigentes?

Todo sea por la mejora global de Policía Nacional.