La preparación de la oposición y los cursos especializadosOposiciones Saga

La preparación de la oposición y los cursos especializados

ordenador

Evidentemente, en Oposiciones Saga tenemos claro cómo nos gusta preparar al opositor.

Todos los docentes del equipo hemos sido opositores en nuestro momento (y alguno de forma muy reciente, con los procesos de promoción interna que han ido superando, con éxito, por cierto) y todos tenemos claro en qué se puede ayudar al opositor.

La oposición es una carrera costosa, dura, incierta y, sobre todo, personal. Es la lucha de uno mismo contra los demás.

Sin embargo, cuando uno confía su preparación en una Academia, o en un preparador concreto, espera algo de ellos.

Para todos nosotros, la figura del preparador siempre tuvo trascendental importancia. Y eso es lo que se pretende desde Saga: que todo opositor nuestro pueda llegar a tener esa figura de referencia, a la que confiar nuestras dudas, nuestras incertidumbres, nuestra pérdida de confianza en nosotros mismos, etc. Si bien, no tan personalizada en un preparador, sino en el equipo, pues todos remamos en la misma dirección.

Se potencia un trato lo más cercano posible, un trato de confianza entre una y otra parte, de forma que el opositor tenga ante quien dirigir ese tipo de cuestiones… No solo las dudas sobre el temario, que también… Y que el propio preparador se pueda sentar frente a frente con el opositor y preguntarle a qué está jugando con su tiempo y con su dinero (si el ritmo de estudio no es el adecuado); o bien para alentarlo y apoyarlo (cuando el esfuerzo y la dedicación son óptimos y ello se traslada a los resultados).

En definitiva, el trato humano que demanda todo opositor es el que debe prevalecer en la relación entre la academia y el alumno. No son números y es importante que lo tengan claro, desde el primero hasta el último, como nos pasaba a nosotros en nuestro momento, que teníamos al preparador como punto de apoyo, en los momentos buenos y, sobre todo, en los momentos malos.

Nuevas tecnologías, nuevos desafíos

Sin embargo, cierto es que en nuestras primeras oposiciones no se contaba con los medios con los que se cuenta ahora.

En el mejor de los casos, te facilitaban una pila de folios que componían el temario (a veces ni eso…) y a estudiar. Y la única manera de comprobar la evolución de nuestro ritmo de estudio era la clase, en la que se ponía en valor el trabajo de la semana.

En la actualidad, un opositor puede llegar a ser policía desde ‘la cueva’.

Con un ordenador, tableta o teléfono, tenemos a nuestro alcance infinidad de recursos que ayudan al opositor en su objetivo final.

Por sí solo, ese método de preparación se nos queda corto, sinceramente. Por eso desde Saga fomentamos una preparación online lo menos ‘a distancia’ posible, lo más cercana, lo más conectada a la preparación presencial. Que siempre se tenga a la vista lo que se trabaja, y cómo se trabaja, en clase.

No obstante, sería absurdo desaprovechar el momento que vivimos y las oportunidades que se nos ofrecen.

Cursos de test y de supuestos: el complemento perfecto

Así las cosas, poner al alcance de un opositor un curso de cerca de 10 000 preguntas en el caso de la Escala Ejecutiva, u ofrecer un curso de 25 supuestos, con resolución y corrección individualizada incluidas, supone ofrecer un plus al estudiante, de cara a la preparación específica de cada una de las pruebas, pues se trata de preguntas, o de supuestos, en su caso, que te pueden preguntar el día del examen.

Lo mismo se puede decir del curso de ortografía, que contiene, expuesta en breves pinceladas, toda la teoría ortográfica, así como numerosos ejercicios; y del curso de test que ofrecemos para la Escala Básica.

La realización de un test de 25 preguntas, en condiciones normales, no debe llevarnos más de diez minutos. Y, sin embargo, constituye un gran repaso a lo que previamente nos hemos estudiado. No se ofrece este tipo de curso como sustitutivo del estudio del temario, no… Es un repaso, el complemento perfecto, pues constituye un repaso orientado a la técnica de respuesta de los test de examen, previendo dónde puede estar la ‘trampa’ dentro de cada pregunta y analizando los matices que cada enunciado puede presentar y que puede condicionar el signo de la respuesta.

Con toda la comodidad, desde nuestros dispositivos, nos podemos repasar el temario, analizando errores y viendo las puntuaciones que vamos obteniendo en cada uno de los cuestionarios, preparando de la mejor manera posible la prueba más exigente de la oposición.

Se os ofrece a continuación una imagen para que podáis ver el aspecto de nuestros test.
captura de ejemplo

Y si se tiene alguna duda con alguna de las preguntas… llamada al preparador, que para eso estamos.