La actuación policial con menoresOposiciones Saga

La actuación policial con menores

La actuación policial con respecto a los menores viene fijada por el Protocolo de Actuación Policial con menores, publicado por la Instrucción 1/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad y que deroga al establecido por la Instrucción de la Secretaria de Estado 11/2007.

Durante los diez años transcurridos entre el protocolo antiguo y el actual se ha producido una gran cantidad de normativa que afecta a la actuación policial con menores. Esta nueva normativa se integra en los procedimientos policiales, actualizándolos y armonizándolos con la legislación vigente.

En líneas generales la actualización del protocolo contempla mayores garantías para los menores, para su protección y superior interés.

Principales novedades

Entre las novedades del nuevo protocolo destacan en términos generales:

  • Nueva legislación que afecta al protocolo: Ley Orgánica 4/2015 de protección de la Seguridad Ciudadana; Ley Orgánica 8/2015 y 26/2015 del sistema de protección a la infancia y adolescencia; Ley 4/2015 Estatuto de la víctima de delito; Instrucciones 1/2009 y 14/2014 que afectan al tratamiento de menores desaparecidos.
  • Desaparición del SAF al que se refería el protocolo antiguo como unidad especializada, refiriéndose ahora a la UFAM.
  • Desaparece la referencia del antiguo protocolo a Fiscalía de Menores, hablándose en el nuevo únicamente de Fiscalía de modo genérico.
  • Más específicamente, podemos reseñar las principales novedades:

    1. Se añade en cuanto a la prescripción de delitos que: los delitos de terrorismo con resultado de muerte no prescriben y que, para una serie de delitos, la prescripción comienza en el momento que la víctima adquiera la mayoría de edad o, en su caso, cuando falleciese si fuese antes de alcanzar la mayoría de edad.
    2. Se añade al nuevo protocolo la actuación con menores autores de infracciones administrativas, reduciéndose la actuación a participar a sus padres, tutores o Entidades Públicas de protección, los hechos y circunstancias, así como la elaboración y remisión de la denuncia. En cuanto a los menores de 14 años se suprime la referencia a la labor de Fiscalía con respecto a la determinación de la edad si existen dudas sobre si tiene o no los 14 años. Igualmente se refuerza la idea de realizar con los menores de 14 años gestiones tendentes a su protección al no tener responsabilidad administrativa.
    3. Se añade que cuando exista orden de detención contra un mayor de edad por hechos cometidos cuando era menor, la detención se regirá conforme a la normativa referente a los menores excepto en la necesidad de presencia de padres, tutores, etc. En el nuevo protocolo se fija la edad mínima de 16 años para proceder a la prorroga e incomunicación de la detención cuando corresponda y que, durante esa incomunicación, se realizaran, al menos, 2 reconocimientos médicos cada 24 horas. A los menores de 16 y mayores de 14 años se podrá prorrogar, pero no incomunicar. La prórroga de un menor será como máximo de 48 horas más. Toda restricción de derechos fundamentales excepto la detención será interesada al Ministerio Fiscal para que se solicite al Juzgado de Menores.
    4. Se añade en cuanto al cacheo que se regirá por la Instrucción de la SES 12/2007 y que podrá realizarse contra la voluntad del afectado.
    5. Se añade en cuanto a información de derechos al detenido, o imputado no detenido, las modificaciones operadas por Ley Orgánica en el año 2015. Nuevo artículo 520 y 118 de la LECrim.
    6. Se añade la figura del nombramiento del Defensor Judicial cuando quien ejerce la Patria Potestad entre en conflicto o no pueda defender los intereses del menor.
    7. Se añade que, en cuanto a la reseña de ADN, si el menor tiene más de 14 años y no está detenido puede tomarse la muestra con su consentimiento informado sin necesidad de presencia de los padres. En caso de detención ante abogado o con autorización judicial. Si se duda sobre la madurez para consentir del menor se pone en conocimiento del Ministerio Fiscal para que valore la necesidad de presencia de representantes legales.
    8. En caso de encontrar un menor abandonado o desvalido, en el protocolo de 2007, si no se encontraba quien se hiciese cargo de él se informaba al Fiscal, que a su vez solicitaba autorización al Juzgado para trasladarlo a la entidad pública de protección. En el actual Protocolo se hace entrega a la Entidad pública de protección reflejándolo en el atestado y la preceptiva comunicación a Fiscalía.
    9. Se añade un breve apartado sobre actuaciones con menores ante una Orden Europea de Detención y Entrega.
    10. En el nuevo protocolo se desarrolla de manera mucho más amplia la Atención al menor víctima o testigo. Se recoge la normativa que se ha promulgado en los diez años en lo referente a este asunto. Se reconoce legitimación del menor para interponer denuncia sin la presencia de su representante legal. Se desarrolla con detalle el procedimiento de exploración del menor. Se relacionan una serie de derechos por ser víctimas de trata de seres humanos, víctima de violencia de género o doméstica y contra la libertad e indemnidad sexual, todos ellos acorde a la normativa vigente, ley 4/2015 Estatuto de víctima de delito, protocolo de Trata de Seres humanos, Instrucción 7/2016 de la SES sobre protocolo valoración policial del nivel de riesgo de víctimas de violencia de género.
    11. En el protocolo actual se exponen determinadas cuestiones a tener presentes a la hora de tramitar un atestado por acoso escolar y explica ciertas modalidades delictivas relacionadas con el acoso.
    12. En lo relativo a los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) el nuevo protocolo menciona que los resultados de las pruebas médicas de determinación de la edad solo se comunicaran a Fiscalía a diferencia de la instrucción del 2007 en la que también se debía comunicar a la Delegación o Subdelegación de Gobierno. Se añade el consentimiento del menor para proceder a las mencionadas pruebas, reflejándose por escrito. En caso negativo se presentará ante Fiscalía. En el del 2007 no se requería dicho consentimiento. Se añade la obligatoriedad de remitir por parte de la Unidad de Extranjería en el plazo máximo de 72 horas a la Entidad Pública de Protección y al director del centro donde se encuentre el menor la “Ficha de Inscripción MENA”.
    13. Igualmente, en cuanto a los MENA, se fija que transcurridos 3 meses desde la puesta a disposición del menor en el centro de protección la Entidad Pública correspondiente podrá solicita la autorización de residencia y que en todo caso transcurridos 9 meses la Delegación o Subdelegación de Gobierno concederá la autorización de residencia al menor, independientemente de cómo se encuentre el trámite. Se menciona el tratamiento al menor extranjero no acompañado beneficiario de régimen comunitario.

    Al respecto, se recomienda el siguiente enlace (ES).

    1. En lo relativo a los menores desaparecidos, se realiza un desarrollo mucho más amplio que el anterior sobre las actuaciones policiales a llevar a cabo conforme a las dos Instrucciones de la SES relativas a la desaparición de menores como son la 1/2009 y la 14/2014.
    2. Por último, se obvia en el nuevo protocolo el hecho que los registros de menores no podrán ser utilizados en procesos de adultos relativos a casos subsiguientes en los que esté implicada la misma persona.