Más sobre la ORGA (Oficina de Recuperación y Gestión de Activos) - Oposiciones SagaOposiciones Saga

Más sobre la ORGA (Oficina de Recuperación y Gestión de Activos)

blanqueo capitales

Como ampliación al artículo anterior sobre la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos vamos a tratar a continuación de los principales instrumentos para la localización y gestión de activos procedentes del blanqueo de capitales desde diferentes ámbitos de actuación como son el normativo, el judicial y el policial.

Desde el punto normativo

En España, viene establecido, desde su reforma de 2015, en el Código Penal, donde se hace mención a las figuras del Decomiso sin sentencia y del decomiso ampliado; caracterizándose, precisamente, porque los bienes o efectos decomisados provienen de otras actividades ilícitas del sujeto condenado, distintas a los hechos por los que se le condena, que no han sido objeto de una prueba plena y por último el decomiso de bienes de terceros, en donde la regulación prevé, que si posteriormente el condenado lo fuera por hechos delictivos similares cometidos con anterioridad, el juez o tribunal deba valorar el alcance del decomiso anterior acordado al resolver sobre el decomiso en el nuevo procedimiento.

En el ámbito europeo se aprueban numerosas Decisiones Marco del Consejo Europeo, Directivas Europeas y la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción, quien establece que la restitución de activos es un principio fundamental de la presente Convención y los Estados Parte se prestarán la más amplia cooperación y asistencia entre sí a este respecto.

Desde el punto de vista judicial

El principal instrumento es la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos, creada mediante Real Decreto 948/2015 como órgano dependiente del Ministerio de Justicia, suponiendo la integración de las denominadas ARO y AMO. Se configura como un órgano de la Administración General del Estado y auxiliar de la Administración de Justicia, al que corresponden las competencias de localización, recuperación, conservación, administración y realización de los efectos, bienes, instrumentos y ganancias procedentes de actividades delictivas cometidas en el marco de una organización criminal y de cualesquiera otras que se le atribuyan, en los términos previstos en la legislación penal y procesal.

Otro elemento que se considera como fundamental es la Orden Europea de Investigación creada por la Directiva 2014/41, en vigor desde el 22 de mayo de 2017, simplificando el trabajo de las autoridades judiciales en el intercambio de información.

Se establece que, en el caso de recibir solicitudes de información de otros países, se actuará como si la solicitud fuese realizada por las propias autoridades estatales, conociéndose como el principio de reconocimiento mutuo.
Desde el punto de vista policial.

En este ámbito de actuación, podemos señalar los siguientes:

  • Proyecto CEART. Libro Blanco sobre mejores prácticas. Es un proyecto realizado durante 27 meses en los que se busca, como nexo de unión, recalcar la importancia de la gestión y recuperación de activos, haciendo hincapié entre otros en la formación de los países europeos en esta materia.
  • GAFI. El Grupo de Acción Financiera Internacional sobre el blanqueo de capitales (GAFI) es un organismo intergubernamental cuyo propósito es el desarrollo y la promoción de políticas, en los niveles nacional e internacional, para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo”. Este organismo es creado en el año 1989 y es en el año 2012 cuando GAFI elabora las cuarenta recomendaciones oportunas para lograr su principal objetivo.
  • CITCO. El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y Crimen Organizado creado en el año 2014 y dependiendo de la Secretaría de Estado de Seguridad, actúa como Oficina de Recuperación de Activos, colaborando con el resto de países que integran la Red de Recuperación de Activos GAFILAT.
  • OLA. La Oficina de Localización de Activos es una de las herramientas de las que dispone la Unión Europea para recuperar el patrimonio de la delincuencia organizada, que interviene en numerosas partes.
  • SEPBLAC. El Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, dependiendo de la Secretaría de Estado de Economía y adscrito al Banco de España, aparece regulado en los artículos 45, 46 y 47 de la Ley 10/10 de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo.
  • RED CARIN. Es una red informal de expertos judiciales y profesionales de agencias encargadas de la aplicación de la Ley, especialistas en el campo de la localización, la incautación, el embargo y el comiso de activos. Es una red interagencias. Cada estado miembro está representado por un funcionario de una agencia de seguridad y un experto judicial.
  • RED ARIN-AP. Cuyas siglas traducidas son “Red Interinstitucional de Recuperaciones de Bienes del Asia Pacífico fomenta la colaboración internacional entre personas físicas y jurídicas, localizando y gestionando todos aquellos efectos procedentes de actividades ilícitas y siendo su objetivo principal el privar a los delincuentes de aquellas ganancias obtenidas de manera ilícita mediante el aumento de la eficacia de los organismos para prevenir todo este tipo de situaciones.
  • RED ARINSA. Traducida como “Red Interinstitucional de Recuperación de Bienes del África Meridional” es una red que está integrada por profesionales de África meridional especializados en la confiscación de activos respecto de todos los delitos financieros, incluida la corrupción.
  • RED ARINEA. Cuya denominación es “Red Interinstitucional de Recuperación de Bienes del África Oriental”, tiene, al igual que las anteriores redes, el objetivo de garantizar la localización de aquellos efectos o bienes procedentes de actividades delictivas basando su campo de actuación al de la cooperación recíproca entre los estados intervinientes.
  • RED ARINWA. Denominándose “Red Interinstitucional de Recuperación de Bienes del África Occidental”.

Para concluir este artículo, cabe recalcar el necesario papel que desarrollan todos los instrumentos para garantizar y lograr la localización, recuperación y gestión de activos así como el desarrollo de las investigaciones patrimoniales, siendo considerado no solo útil en las investigaciones, sino elemental en la actual situación en la que nos encontramos. Para ello existen muchas formas para consultar los bienes y ganancias de las actividades ilícitas, como se han desarrollados algunos a lo largo del presente, aunque la mayoría todavía son desconocidos.