El método científico aplicado a la esfera policial - Oposiciones SagaOposiciones Saga

El método científico aplicado a la esfera policial

Sucesos Madrid Espana

El método científico consiste en formular cuestiones o problemas sobre la realidad del mundo con base en la observación de la realidad, anticipando soluciones a estos problemas mediante la observación de los hechos, la clasificación de ellos y su análisis.

En el ámbito policial, concretamente, a la hora de investigar un crimen u homicidio, implicaría el desarrollo de un método en sí, como los antecedentes de la víctima. La escena del crimen a menudo contiene abundante cantidad de evidencias, al igual que la historia personal que lo rodea. Nos preguntaríamos: ¿Qué técnicas se utilizaron para cometer el crimen? ¿Qué herramienta se utilizó? ¿Pudo ser un arma? ¿Cuál fue su utilización? ¿Quién o quienes accedieron a la escena del crimen? ¿Existe algún sospechoso?

Con la recopilación de toda esta información, se reconstruirán algunas posibles soluciones explicativas del hecho delictivo.

Posteriormente, se desarrollará una hipótesis sobre el autor del crimen y de su modus operandi.

Para ello se trabajará sobre una lista de posibles sospechosos con información detallada de los mismos.

Comprobaremos que las hipótesis coinciden con las evidencias delictivas, examinando minuciosamente todos los detalles. En otro orden de actuación, aprovecharíamos los recursos ofrecidos por los interrogatorios de los sospechosos; la comparación de análisis forense, etc., pudiéndose establecer nuevas hipótesis.

Se concentrará la atención en el, o los sospechosos, basándose en la experimentación repetida. A medida que transcurre la investigación, la lista de posibles culpables se reducirá, ya sea porque tienen una coartada para el momento del crimen, porque no tienen conocimientos para haberlo cometido, tienen falta de motivación o ninguna de las evidencias los puede unir al crimen.

Finalizada la actuación de manera exitosa, se procederá a la detención de los sospechosos, ya que se dispone de las suficientes evidencias.

Por todo ello, se hace necesario establecer una hipótesis. Lo fundamental de la hipótesis criminal radica en la probabilidad de anticipar los conocimientos sobre el hecho ilícito, logrando deducir las actuaciones que posteriormente se trataran de confirmar con la realidad.

En este mismo orden, existen hipótesis de gran valor que son generadas en investigaciones carentes de indicios, es decir, no toda investigación parte de una escena del crimen por un hecho concreto, otras son obtenidas de investigaciones de oficio o a solicitud de autoridad judicial, cuyo fin es investigar, probar o descartar los hechos que se investigan.

Con el objeto de lograr una mayor eficacia y eficiencia en el desarrollo de las funciones policiales, se considera absolutamente necesario adoptar una metodología de trabajo en la que es fundamental la realización de una planificación detallada, conociendo todos los recursos de los que disponemos, es decir, fuentes de información, análisis de datos etc., logrando unas conclusiones en las que se dejará constancia de las mismas mediante los correspondientes informes.

Para concluir, se considera que es necesario utilizar una metodología de inferencia de rasgos psicológicos a partir de circunstancias biográficas y hechos históricos contrastados para la elaboración de un perfil psicológico. Este perfil, facilitaría mucho el trabajo.

El objetivo de este perfil es delimitar las características del presunto culpable para disminuir el rango de posibles culpables y ayudar a la policía focalizando y restringiendo las posibilidades de investigación, posibilitándoles el centrarse en los blancos realistas. Este punto es muy importante, ya que cuando se trata de crímenes violentos o seriales, la alarma social y las posibilidades de que se vuelvan a repetir los hechos, hacen necesaria actuar con rapidez y detener cuanto antes al asesino.

No obstante, el perfil tiene sus limitaciones, no es una ciencia exacta. Estamos por tanto hablando de probabilidades.

Recordaremos que la técnica del perfil criminológico es una ciencia relativamente joven en su metodología pero bastante mayor en cientificidad, siendo la criminología y las ciencias sociales las que le han tendido su mano para realizar su objetivo.

Se establecerá un patrón de conducta de un autor criminal desconocido, siendo elaborado por un equipo multidisciplinar, aunque se pueda realizar también de forma particular. Este patrón tendrá mayor o menor fiabilidad en relación directa con la preparación de los investigadores que lo realicen, y esta, se constatará en el momento de la detención del autor.

Ello se producirá cuando el perfil criminológico realizado por el equipo multidisciplinar se aporte a las fuerzas policiales encargadas del caso y se relacione con los datos de la investigación.