Principales métodos en la resolución de conflictosOposiciones Saga

Principales métodos en la resolución de conflictos

negociacion

En el presente artículo analizaremos las distintas técnicas de resolución de conflictos, valorando sus pros y sus contras, y poniendo en relación unos con otros para su mejor diferenciación.

LA NEGOCIACIÓN:

Primero destacaremos las ventajas de este método, serían los siguientes:

Ventajas:

  1. La primera y fundamental ventaja de la negociación es la no intervención de terceros, lo cual quiere decir que existe una voluntad clara por las partes de llegar a una resolución del conflicto. Cada parte asume que la resolución es decidida por ellos y no impuesta por nadie.
  2. Otra ventaja sin duda es la rapidez con la que se puede resolver un conflicto, siendo el límite temporal para resolver el que se propongan las partes.
  3. La ausencia de formalidades, tanto por comodidad, como por la reducción o eliminación de costes económicos.
  4. Asimismo, la negociación, al carecer de una estructura formal, permite a los negociadores determinar la forma de llevar a cabo en tiempo y forma la negociación.

    Inconvenientes:

    Uno de los inconvenientes es que es absolutamente necesaria la voluntad de las partes de llegar a un acuerdo, aunque para ello tengan que sacrificar sus propios intereses. Desde el momento en que una parte no quiera ceder terreno se hace imposible la negociación.

    EL ARBITRAJE:

    Ventajas:

    La ventaja fundamental consiste en la voluntad de las partes a someterse a la decisión de un tercero o terceros. Sigue primando el principio de buena fe, aunque ya no sean las partes las que llegan a un acuerdo por sí mismas como ocurre en la negociación.

    Otras ventajas son:

    • La seguridad jurídica de que el conflicto se resolverá en forma rápida y eficiente.
    • La especialización de los árbitros.
    • La corta duración del proceso (si las partes no lo establecen, el laudo se emitirá en un plazo máximo de 90 días contados desde la contestación de demanda o reconvención).
    • El bajo y previsible costo del arbitraje.
    • Otra ventaja destacable es que los árbitros son independientes y neutrales.
    • Otra de las ventajas es la confidencialidad en el resultado, sobre todo si se puede ver afectada la imagen pública de una de las partes como consecuencia del resultado del laudo.

    Inconvenientes:

    El inconveniente más claro que existe es que el método del arbitraje se reduce al ámbito de la aplicación e interpretación de los contratos comerciales, no siendo adecuado en otro tipo de conflictos.

    LA CONCILIACIÓN:

    La diferencia entre la conciliación y la mediación estriba en que el conciliador sí puede ofrecer una opinión a las partes respecto a las propuestas que cada una presenta para la consideración de la otra. De esta manera, el conciliador influye directamente en el resultado del acuerdo que en su caso alcancen las partes. El resto del proceso es idéntico al de la mediación.

    LA MEDIACIÓN:

    Ventajas:

    1. La mayor ventaja de este método de resolución de conflictos es que la decisión a la que se llega es adoptada por las partes, y no impuesta por nadie, siendo las partes las protagonistas del procedimiento, controlándolo en todo momento.
    2. La posibilidad que tienen las partes de poner fin a la mediación, se haya llegado a acuerdo o no, hace que las partes piensen que por intentarlo no van a perder nada, haciendo más fácil que se participe en la mediación.
    3. La decisión adoptada no será cumplida en ningún caso por la vía coactiva como ocurriría en un proceso judicial, ya que es decisión tomada de mutuo acuerdo por las partes.

    La mediación tiene características en común con la negociación:

    • Es una instancia eminentemente voluntaria, las partes deciden participar o no en el proceso de mediación y ponerle fin en cualquier momento y no están obligadas a llegar a un acuerdo, pues se basa en el principio de confidencialidad.
    • No está sujeta a reglas procesales, con la comodidad que ello conlleva.
    • Es inmediato.
    • Es un sistema de intervención cooperativa, son las partes las que actúan, negocian y proponen las soluciones.

    Las ventajas de la mediación familiar se pueden resumir en:

    1. Crea una atmósfera positiva entre el padre y la madre de la que los hijos/as se benefician.
    2. Previene posibles respuestas negativas en los hijos/as posteriores a la separación de los padres.
    3. Facultan a la pareja para la negociación.
    4. Ofrece al padre y a la madre la oportunidad de tomar decisiones referentes a sus hijos e hijas y a su porvenir.
    5. Establece un acuerdo adaptado a las necesidades particulares de cada miembro de la familia.
    6. Disminuye el coste económico y emocional.
    7. En la mediación no hay ni ganador ni perdedor, sólo personas responsables y respetuosas con su porvenir.

    A estas ventajas habría que añadir la reducción del tiempo necesario para resolver el conflicto.

    Pero la mediación adquiere importancia capital en el caso de divorcios en los que la pareja tiene hijos, especialmente menores de edad. Aquí se hace crucial encontrar una solución amistosa ya no en beneficio sólo de la pareja, sino del menor.

    La separación no amistosa supone en muchos casos un conflicto nuevo cada vez que se vuelven a ver los cónyuges para hacer entrega del menor. Evidentemente hay que garantizar la protección integral del menor, siendo en muchos casos de separación utilizados como arma arrojadiza entre cónyuges.

    Por otro lado, la mediación en el ámbito de la delincuencia juvenil presenta varias ventajas:

    1. Se crea un espacio de diálogo en el que las partes pueden tratar tanto el hecho delictivo como sus consecuencias.
    2. Se posibilita que la víctima sea escuchada en relación con cómo puede ser reparada.
    3. Es un proceso responsabilizador ya que son los propios afectados quienes valoran el daño causado y la reparación más acorde dentro del marco legal.
    4. Refuerza la aproximación de la justicia a los ciudadanos y favorece el restablecimiento de la paz social.

    Inconvenientes:

    De los inconvenientes de la mediación se puede destacar que sin buena fe por las partes no es fácil llegar a un acuerdo, sobre todo en materia penal. Tampoco es fácil en ámbitos como el familiar cuando las divergencias son de índole afectivo.

    Pero, aunque en ocasiones la mediación resulte dificultosa, una regulación por parte de las instituciones, de la que se carece en la actualidad, podría ser muy beneficiosa.