La Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA)Oposiciones Saga

La Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA)

¿Qué es lo que ocurre con aquellos efectos intervenidos a las organizaciones criminales e instrumentos delictivos tras arduas investigaciones policiales y judiciales?

Para dar respuesta a ello, y teniendo como referencia la normativa europea, concretamente la DECISIÓN 2007/845/JAI del Consejo, mediante Real Decreto 948/2015, de 23 de octubre, se crea la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos, teniendo como función el aumento de la eficacia de nuestro Estado en la intervención y gestión de bienes y cantidades económicas que tengan su origen en la actividad delictiva.

Se considera como un instrumento al servicio de juzgados y tribunales auxiliando a las fiscalías en aquellas investigaciones patrimoniales, favorecido por la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal relativo al decomiso autónomo, así como por el Código Penal en su desarrollo sobre el decomiso.

La ORGA tiene como última finalidad el estrangulamiento financiero de la criminalidad organizada, optimizando los frutos del decomiso que permitan el resarcimiento a las víctimas, abonando las indemnizaciones reconocidas en el marco del proceso penal, así como a destinar el sobrante a la realización de proyectos sociales de apoyo y asistencia a las víctimas y al impulso de la lucha contra la criminalidad organizada.

La ORGA se creó en octubre de 2015 para localizar y administrar los bienes procedentes de la lucha contra el crimen organizado y los delitos patrimoniales más graves entre los que se encuentra la corrupción.

Los delitos que suponen el ámbito de actuación de esta oficina aparecen reglados en el código penal en el artículo 127 bis (decomiso ampliado), si bien se hace extensivo a cualquier otro acto jurídico, si en el acto de que se trate se establece expresamente que la normativa europea se aplica a las infracciones penales que se armonicen en el mismo.

El inicio del procedimiento se puede realizar de dos maneras diferentes: a instancia de los juzgados o tribunales o del Ministerio Fiscal y por iniciativa propia de la ORGA.

La gestión de los bienes por esta oficina se lleva a cabo por encomienda judicial, siendo esta autoridad la que determinará en última instancia el destino de los mismos.

Dicha gestión de activos será realizada a través de la Subdirección General de Conservación, que se ocupará de la administración y realización de bienes, el mantenimiento y gestión de los efectos, bienes, instrumentos y ganancias provenientes del delito, cualquiera que sea la naturaleza de los mismos, así como de los beneficios, frutos y rentas de tales bienes. Podrá comprender también la destrucción de los bienes cuando sea acordada por la autoridad competente, en los términos previstos legalmente.

En cuanto al uso provisional de los bienes y efectos intervenidos, lo más adecuado es que la ORGA centralice las necesidades sobre el uso provisional de bienes, recibiendo las peticiones de las unidades de Policía Judicial.

La estructura de la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos viene establecida en el Plan de Acción 2017 de la siguiente manera:

Se estructura como una Dirección General, dependiendo directamente de la Secretaría de Estado de Justicia.

De la ORGA dependen directamente las siguientes dos Subdirecciones:

  • Subdirección General de Localización y Recuperación de Bienes.
  • Subdirección General de Conservación, Administración y Realización de Bienes.

Se adjunta un enlace con la estructura de la Oficina (ES) y otro concerniente a sus funciones (ES).

Con el objeto de lograr una mayor extensión de esta oficina, se han firmado numerosos acuerdos de colaboración, siendo algunos de ellos: el Convenio de Colaboración con el Consejo General de Policía Judicial; el Convenio de Colaboración suscrito con la Fiscalía General del Estado; el Protocolo de Colaboración con la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas; el Convenio de colaboración con el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, etc.

En su primer año de funcionamiento la Oficina ingresó 12,7 millones de euros en la cuenta de depósitos y consignaciones. La mayoría proceden de efectivo embargado o incautado, de la venta de determinados bienes, así como de la destrucción o achatarramiento de otros.

Esta frase puede ser el lema de esta Oficina de Recuperación y Gestión de Activos, en relación a las colaboraciones con las investigaciones patrimoniales: “No hay lugar donde esconderse”.