La Policía Nacional: Un referente para la sociedad española - Oposiciones SagaOposiciones Saga

La Policía Nacional: Un referente para la sociedad española

policia nacional

Las labores que nuestro ordenamiento jurídico impone a la Policía Nacional van encaminadas a la aportación de seguridad a la sociedad española mediante la realización de actividades, previamente planificadas y estratégicamente diseñadas, tanto en suelo español como fuera de él, para poder hacer realidad la visión que el Ministerio del Interior, del Gobierno de España, mantiene: …“España es un país seguro”

Ese mandato normativo se ha consolidado en este siglo XXI como una oportunidad tanto para el conjunto de los españoles como para la propia institución policial.

De esta forma, la Policía Nacional de España es un referente en seguridad, tanto entre los operadores de seguridad pública y privada de nuestro país, como en el ámbito internacional y es atentamente escuchada en los procesos de toma de decisiones de las instituciones públicas, colectivos ciudadanos y, como no, por parte del tejido empresarial.

Y, todo ello, es debido fundamentalmente a la diversidad de sus recursos humanos. Un colectivo policial que cuenta con una intensa y diversa formación específica, especializada y universitaria, previa a incorporarse a la corporación y que se adapta a la especialización policial no solo en la Escuela Nacional de Policía y en los diversos departamentos de actualización y especialización de los que cuenta la Policía Nacional sino también en aquellos centros docentes, de preparación de la oposición de acceso a la carrera policial.

Esa diversidad de conocimientos favorece el posicionamiento y la expansión de la Policía Nacional en todo el tejido social, siendo beneficioso tanto para la población, que ve cubiertas sus necesidades en seguridad, como para el propio funcionario policial que ve incrementada su motivación por la labor realizada.

Para llevar a cabo esta meta se requiere de una continua y permanente línea de acción por parte de la corporación, en cuanto a que debe conjugar el rígido marco del catálogo de puestos de trabajo con la “gestión del talento” para que permita la incorporación de aquellos policiales nacionales con habilidades, competencias y experiencia específicas al desempeño de puestos de trabajo que se ajusten a las mismas.

Por tanto, un estratégico proceso de “gestión del talento” del personal policial conllevará a dar un mejor servicio a la sociedad, a un incremento motivacional del policía y a una reducción de costes externos a la Policía Nacional.