El reconocimiento de la ciudadanía europea - Oposiciones SagaOposiciones Saga

El reconocimiento de la ciudadanía europea

UE

El reconocimiento de una ciudadanía europea se introduce como una de las novedades más importantes dentro del primer pilar del Tratado de Maastricht o Tratado de la Unión Europea, siendo posteriormente ampliado en el Tratado de Ámsterdam (1997), donde se trata de poner al ciudadano común en el centro de las preocupaciones de la Unión. Se trabaja en la libre circulación, sufragio activo y pasivo en elecciones municipales y al Parlamento Europeo…

Será igualmente dentro del primer pilar indicado en el párrafo anterior, donde se adoptó la decisión de crear una moneda única, acordando un plan estructural en tres fases.

  • De 1990 a 1993 plena liberalización de la circulación de capitales.
  • De 1994 a 1999 coordinación de las políticas económicas de los miembros para conseguir unos objetivos, fijados cuantitativamente, “criterios de convergencia”.
  • Enero de 1999. Creación de la moneda única, el EURO. Fijación irreversible de su equivalencia con las monedas que participaran, y establecimiento de un Banco Central Europeo (BCE).

Se produce así la Unión Económica y Monetaria (UEM), lo que supone la integración de los diferentes países miembros en un Mercado Común en el que se respetan las “cuatro libertades” o libertad de circulación de mercancías, servicios, personas y capitales.

En cuanto a los tratados y períodos más relevantes en la construcción de la Unión Europea, se han de señalar los siguientes:

El Tratado de Roma de 1957

Fue el tratado constitutivo de la CEE. Se puede decir que creo básicamente una unión aduanera (libre circulación de personas, mercancías, capitales, establecimientos y servicios). Se adoptó una nueva Política Agraria Común (PAC) basado en el autoabastecimiento, trato preferente y libre circulación. Se produce una renuncia progresiva a la soberanía.

La ampliación de la CEE en 1973 (La Europa de “los nueve”)

Arrancó con la problemática política de mantener al margen a un país de la importancia del Reino Unido, que finalmente se resolvió tras la dimisión del líder francés Charles De Gaulle, receloso de la adhesión británica. Así, en 1973, se produjo su ingreso junto a Dinamarca e Irlanda, naciendo la Europa de “los nueve”.

La ampliación a la Europa de “los doce” (1973-1986)

Esta etapa se caracteriza por la “crisis del petróleo” de 1973 y el nacimiento del Sistema Monetario Europeo y la creación del ECU, antecedente del Euro. En 1985, los tres países del Benelux, Francia y Alemania firmaron el denominado Acuerdo Schengen. En 1986 España y Portugal entran a formar parte de la CEE.

El Acta Única (1986)

Aprobada en 1986, entró en vigor el 1 de enero de 1987. Supuso la primera modificación de los tratados de París y de Roma, creando la CECA, la CEE y EURATOM. Consagró la existencia del Consejo Europeo. Se arbitraron medidas para coordinar la política monetaria de los estados miembros. Igualmente aprobó diversas iniciativas para promover una integración en el terreno de los derechos sociales, la investigación y tecnología, y el medio ambiente.

El Tratado de Maastricht o Tratado de la Unión Europea 1992

Consagra oficialmente el nombre de UNIÓN EUROPEA, sustituyendo al de Comunidad Europea. Consagra una estructura basada en tres pilares: 1º El recogido en tratados comunitarios; 2º Política Exterior y Seguridad Común (PESC); 3º Justicia y Asuntos de Interior (JAI). Se reconoce la ciudadanía europea y la Unión Económica y Monetaria creando una moneda única, el EURO.

La Europa de “los Quince” (1995) y el Tratado de Ámsterdam (1997)

Se produce la entrada de Austria, Finlandia y Suecia. Nacía la Europa de los Quince. Nacía así el Tratado de Ámsterdam, suponiendo un avance en el camino hacia la unidad europea y que se puede agrupar en cuatro secciones:

  • Libertad, seguridad y justicia.
  • Ciudadanía europea.
  • Política exterior común.
  • La reforma de las instituciones europeas.

El tratado de Niza (2001)

Entre los puntos de la agenda de la cumbre de Niza encontramos: Reducción drástica del número de decisiones que necesitan la unanimidad de todos los miembros. Reducción del número de comisarios. Reponderación del voto de cada país. “Proclamación” de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

El tratado de Lisboa (2007)

Modifica y actualiza el Tratado de la Unión Europea y el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea. Persigue una Europa más democrática y transparente; una Europa más eficaz; una Europa de derechos y valores, libertad, solidaridad e igualdad; y hacer de Europa un actor fundamental en la escena global. Es el texto con el que se regula y adapta cada una de las instituciones comunitarias a la nueva Europa de los 27 (de los 28, tras la última incorporación de Croacia en 2013).

Para más información sobre el particular (y como página de consulta) se recomienda la web oficial de la Unión Europea (ES).