derrota
Así son las cosas
04/12/2019
Análisis del último examen de oposiciones a escala básica
17/12/2019

Ejecutiva, acceso libre, promoción 34: último examen de teoría

Despiezamos el último test, comparando con anteriores promociones y con el examen de promoción interna de este mismo año.

Si hace escasas fechas dedicábamos estas líneas a analizar el último examen de teoría recaído en el proceso de promoción interna a inspector, que también analizamos por estos lares, ahora le llega el turno al examen teórico de la oposición a ejecutiva por acceso libre.

Primera impresión

Cuando uno empieza a analizar las preguntas del examen del día 23 de noviembre, lo primero que observa es que el tipo de pregunta no responde al mismo perfil utilizado en el examen que les fue planteado a los opositores de promoción interna.

Como últimamente, se va siguiendo, casi rigurosamente, el guion marcado en el anexo de la convocatoria, asomando las preguntas por orden de aparición de los temas en aquel, repartidos en las tres áreas que lo conforman.

Además, las preguntas de este examen tenían un contenido más flexible, menos literal, que las que encontrábamos siete días atrás.

Si en el examen de promoción interna leíamos numerosas preguntas que contenían la definición de conceptos básicos de los temas (así, en los temas de estadística, contabilidad, etc.), en este examen, en la mayoría de las preguntas, se nos va a exigir adaptar nuestros conocimientos al contenido de las preguntas, no bastando con la mera traslación de datos, definiciones o demás aspectos del temario.

Además, algunas de las preguntas resultaban bastante rebuscadas, saliéndose del ‘estándar’ habitual en temas como el de la Unión Europa, el cual, además de copar más preguntas que ningún otro, un total de 4 (solo igualado por el tema 43, ‘Las partes en el proceso penal’), se centró en aspectos tan específicos como “el informe SOCTA”, el “COSI” o el marco de trabajo “EMPACT”, por poner algún ejemplo.

Reparto de las preguntas por bloques

Sin embargo, también en este examen se ha seguido observando, en este caso ‘a rajatabla’, la proporcionalidad entre el número de temas y el número de preguntas sobre cada área.

Sobre 73 temas, 47 suponen casi el 65 % de los mismos y 65 preguntas han caído sobre el área jurídica. Y lo mismo se repite con las otras dos áreas. Tan solo una pregunta de diferencia respecto del examen de promoción interna: siguen siendo 20 las dedicadas a sociología, pero pasan de 64 a 65 preguntas jurídicas, bajando, pues, de 16 a 15 las dedicadas a las ciencias técnico-científicas.

Análisis sobre el área jurídica

Dentro de las del área jurídica, podemos distinguir los bloques siguientes:

Comparando estos datos con los del examen de promoción interna, se observa como se mantiene la tendencia de mantener un número elevado de preguntas para los primeros siete temas de la oposición (pasamos de 12 a 13), de los de penal general (de 12 a 13, también) o de los de penal especial (se mantiene en 12 preguntas).

Decrecen las preguntas de extranjería, procesal, violencia de género, prevención de riesgos laborales, seguridad privada e infraestructuras, aumentando de 6 a 12 el bloque de administrativo y Unión Europea (con especial incidencia en este tema, como decíamos).

Análisis de las otras dos áreas del temario

Con relación a las otras dos áreas, destaca el peso del tema 55 (la personalidad) dentro de la sociología, que acaparó 3 preguntas, igual que en las ciencias técnico-científicas recayeron otras 3 preguntas sobre el tema 67 (la luz y el color), quedándose únicamente sin representación el tema 61 (comportamientos colectivos) que, por el contrario, fue objeto de 2 preguntas en el examen de promoción interna.

Conclusiones

Un examen objetivamente más complicado, como parece exigir la mayor concurrencia de opositores, para cuya superación no bastaba con una atenta lectura de un temario, sino que requería de cierto dominio del mismo para interpretar la mayoría de los enunciados.

Lo mejor, hablando de nosotros mismos, que nuestro temario sigue ‘mostrando músculo’ y, si bien con resultados no tan deslumbrantes como en el examen de 16 de noviembre, nos deja muy tranquilos.