Delincuencia organizada y policía nacional - Oposiciones SagaOposiciones Saga

Delincuencia organizada y policía nacional

Cuando se habla de este concepto general no se recapacita sobre la amplitud de acciones que lleva aparejadas de forma simultánea. Al ciudadano de a pie, lo que más le preocupa es aquello que realmente puede percibir y aquello que le puede afectar de una manera más directa. Solamente percibe las consecuencias inmediatas, aquello que visualiza o sufre en un determinado momento, obviando, en muchas ocasiones, qué se esconde detrás de los delitos conocidos.

Concepto

La delincuencia organizada podría definirse como aquella actividad delictiva de un grupo estructurado de tres o más personas que existe durante cierto tiempo y que actúa concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos con el propósito de obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico, político u otro beneficio de orden material.

Nos encontramos ante una realidad mundial favorecida por la globalización y el incremento de las tecnologías, donde se exige una alianza de seguridades entre todos los estados afectados.

¿Cómo se combate?

Para ello se han desarrollado numerosos programas de lucha y acción contra este fenómeno, apareciendo recogida de esa manera en las líneas estratégicas de actuación del Ministerio de Interior.

Se ha potenciado la creación de unidades policiales para afrontar este nuevo reto, incluyendo en esta lucha a otras instituciones como es el caso del Ministerio de Justicia, el cual facilita los instrumentos necesarios para organizar y gestionar los bienes y efectos procedentes de las actividades ilícitas.

Cabe destacar el gran papel que realiza en el ámbito de la lucha contra la delincuencia organizada el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, integrado en la Secretaría de Estado de Seguridad, en el cual, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad aúnan esfuerzos comunes y desarrollan políticas de coordinación imprescindibles en cualquier estado de derecho.

La delincuencia organizada en nuestro día a día

El concepto de delincuencia organizada engloba diversos tipos delictivos de distinta naturaleza.

En este momento, sería preciso que cualquier ciudadano fuera consciente de ello, porque cualquier circunstancia que, por muy insignificante pareciere y pasase desapercibido, podría ser una parte del eslabón de la delincuencia organizada.

Pongamos de ejemplo una ciudad, cualquiera nos valdría. Caminamos por la calle hacia nuestro trabajo, hacia el colegio para llevar a nuestros hijos, a tomar un café. Sin apenas darnos cuenta y sin prestar atención vemos a un mendigo pidiendo dinero u ofreciendo limpiar los cristales de nuestro vehículo cuando estamos parados en un semáforo. Lo vemos, no lo observamos y continuamos sin pensar nada más.

Pues bien, muchos de estos mendigos, la mayoría no españoles, tienen que pagar dinero a sus “jefes” para poder pedir dinero en la calle. Sus jefes les prometieron ayudarlos a venir a España con un contrato de trabajo haciéndose cargo de todos los gastos ocasionados por los papeles y el traslado desde su país. Son colocados en un punto determinado de la ciudad para pedir y al final de la jornada entregan todo lo recaudado a sus jefes.

Podríamos poner un centenar de ejemplos, éste es sólo uno de ellos.

La Policía Nacional contra la delincuencia organizada

En el ámbito de la Policía Nacional, existen varias unidades creadas con el objeto de luchar contra la delincuencia organizada. Unidades que pasan muy desapercibidas para el ciudadano. Son policías que no van en un vehículo uniformado ni visten de uniforme. Policías que no saben lo que es tener un horario y sin embargo sí saben lo que es depender de un teléfono las veinticuatro horas del día.
Policías que han aprendido a que el mejor reconocimiento es el del deber cumplido y ver como el peso de la ley hace justicia sobre los miembros de la delincuencia organizada.

“La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada a los robos con fuerza en todo el territorio nacional”, podría ser un comunicado en la televisión de 30 segundos. ¿Realmente somos conscientes de ello? Es imposible resumir en esos breves 30 segundos todo el esfuerzo empleado por los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Delincuencia organizada, una lucha en la que toda la sociedad debe contribuir para su erradicación y en el que el papel de nuestra policía nacional es más que sobresaliente.