¿NUEVOS TIEMPOS EN SAGA? - Oposiciones SagaOposiciones Saga

¿NUEVOS TIEMPOS EN SAGA?

formacion policia

Todos los años, en el mes de septiembre, se da comienzo, con todo boato, al curso judicial y al curso académico a nivel nacional.

Nosotros no podemos hacer exactamente lo mismo, porque en nuestra actividad no se hace el parón veraniego que justificara un nuevo inicio, stricto sensu; pero sí que podemos renovarnos y mejorar en lo que se pueda.

Así, en nuestro afán por mejorar la calidad de nuestros cursos, hemos analizado uno a uno todos ellos, así como las posibles carencias que pudiéramos tener en nuestra vocación formativa, llegando a las conclusiones siguientes:

¿QUÉ NO VA CAMBIAR EN SAGA?

Afortunadamente, y creo hablar por todo el equipo que conforma Saga, tenemos la misma ilusión y las mismas ganas con las que empezamos. Eso conlleva un grado de compromiso que hacemos recíproco y que seguimos pidiendo a cada opositor, como venimos haciendo desde el primer día.

Afortunadamente, y lo manifiesto, en este caso, en calidad de coordinador técnico de Saga, seguimos contando con todo el cuadro docente de siempre. Su calidad humana y su alto nivel como preparadores nos deja más que satisfechos y tranquilos al respecto. Con un año más de experiencia, pero con las energías intactas, podemos presumir de contar con un equipo de preparadores que no podríamos mejorar.

Tampoco vamos a cambiar nuestro método de preparación. Bajo la premisa de organizar cursos intensivos, seguimos creyendo ‘a pies juntillas’ que las oposiciones se sacan en la mesa de estudio de cada candidato, teniendo seis días a la semana para estudiar y, solo el séptimo día, demostrarse a sí mismo y demostrar al equipo docente, que lo estudiado durante los días precedentes ha dado los esperados frutos. Por tanto, todos nuestros cursos tendrán, a lo sumo, un día de clase a la semana. Y ello porque, realmente, los resultados que vamos obteniendo en los distintos procesos selectivos nos refuerzan en esa misma idea. Un mayor número de aprobados, lógico si se incrementa el número de opositores matriculados, y, sobre todo, un mejor porcentaje de aptos, nos permiten seguir adelante con la misma metodología.

También queremos seguir aproximando, en la medida de lo posible, la preparación ‘online’ y la presencial, para hacer menos larga la distancia que separa al opositor y a la academia. Garantizando la igualdad de oportunidades y, por ende, de contenidos, entre ambas modalidades de estudio, se propicia el contacto, el seguimiento personalizado, de forma que también el opositor ‘online’ sienta la presencia de sus preparadores a su alcance, teniendo contacto directo con los mismos.

Finalmente, procuraremos seguir manteniendo el buen ambiente que siempre ha imperado en nuestras instalaciones. De verdad que nos parece fundamental que los opositores vengan cada semana con una sonrisa. Se trabaja mucho mejor, de verdad…

¿QUÉ VAMOS A CAMBIAR ESTE AÑO EN SAGA?

Hay cuestiones que nos impone la tecnología…

Ofrecer un entorno seguro y una mejor implementación de la plataforma en los distintos dispositivos electrónicos (smartphones, tabletas, etc.) nos ha llevado a modernizar nuestra plataforma virtual.

Cada curso nuevo que vamos inaugurando tendrá ya su acomodo en la nueva plataforma, con dirección electrónica segura (https) y con un aspecto más moderno, acorde con los tiempos que corren, pero sin perder su carácter intuitivo y sencillo de manejar.

Y, además, hay otras cuestiones que nos vienen marcadas por el devenir de la propia actividad.

Por ejemplo, nos ha sido demandado un curso específico de test, tanto para ejecutiva, como para básica, que ya se ofrece a través de nuestra plataforma.

Nos ha sido demandado un curso específico de supuestos de promoción interna, desde el ascenso a oficial hasta el ascenso a comisario, pasando por las categorías intermedias, que también se ha preparado este año, con la finalidad de dotar al opositor de las herramientas (legislativas y técnicas) necesarias para superar esta prueba.

Contamos con un equipo de preparadores, igual que podemos decir de la preparación de las oposiciones de acceso libre, absolutamente contrastados en la preparación de supuestos y se ha potenciado esta faceta con cursos específicos para ascender de categoría.

Igualmente hemos ido adaptando cada curso a una programación acorde con las exigencias de cada proceso: así, el curso de oficial, se ha visto intensificado, reduciéndose su duración en tres meses, pues comienza ahora, en septiembre, optimizando el mismo y sin alargar artificiosamente su extensión, pues parece que el opositor se engancha más seriamente en un curso más reducido en el tiempo, pero en el que se le va a exigir un alto rendimiento.

Sin embargo, el curso de ascenso a comisario se ha visto ampliado en dos meses, respecto del exitoso curso precedente, puesto que el examen tipo test recuperado el último ejercicio requiere, según nuestro criterio, de un mayor tiempo de preparación, dotando asimismo al curso de este año de numerosísimo material suplementario a disposición del opositor, que podrá practicar el examen tipo test con un elevado número de preguntas desde el principio del curso, sin perder de vista la preparación del supuesto, psicotécnicos, etc. Y sin renunciar tampoco a la serie de ponencias y conferencias monotemáticas que estrenamos el pasado curso con alto grado de aceptación.

CONCLUSIÓN

Lejos de autocomplacencias, nos gustaría mejorar y ser cada día más exigentes con nosotros mismos. Pero lo que no estamos dispuestos a hacer, bajo ningún concepto, es a cambiar las premisas con las que arrancamos este proyecto, basadas en el factor humano, en la cercanía, en la recuperación del espíritu de la oposición de tiempos pretéritos, sin renunciar, como es lógico, a todo lo que nos ofrece la modernidad y la tecnología.

P. D. Se admite todo tipo de críticas.