La promoción interna en Policía Nacional - Oposiciones SagaOposiciones Saga

La promoción interna en Policía Nacional

ascenso policia

El sábado pasado, día 23 de febrero, tuvo lugar el primer examen de la prueba de ascenso a oficial de policía.

Un año más, la ratio entre opositores y plazas convocadas no resulta nada propicia para los primeros. Ese dato, unido a la circunstancia de la cada vez mayor preparación de la mayoría de los integrantes del CNP, convierte a dicho proceso selectivo en uno de los más complicados y duros de todo el panorama policial.

Pero, por encima de todo, existe en esta oposición, igual que sucede con la de ascenso a subinspector, otro elemento diferenciador respecto de los demás procesos selectivos, tanto de acceso libre como de promoción interna: El temario de apoyo.

El temario de apoyo

A diferencia del resto de procesos selectivos, el opositor que intenta promocionar a oficial o a subinspector de Policía cuenta con este instrumento, cuya denominación no engaña, pero que tradicionalmente ha venido constituyendo la materia objeto de estudio, sobre la que se preguntaba en el examen.

Si se analizan los contenidos del referido temario de apoyo, se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que no es un temario exhaustivo ni exigente en exceso. El grado de profundización sobre las materias de las que se ocupa es bastante elemental. Viene a ser casi una guía, un esquema desarrollado.

Sin embargo, hasta hace bien poco, dicho temario de apoyo constituía la materia de la que se extraía la práctica totalidad de las preguntas del examen tipo test en las dos oposiciones de las que venimos haciéndonos eco. El opositor que se estudiaba bien estudiado el temario de apoyo, aprobaba el examen tipo test.

Temario abierto

En el resto de oposiciones, de acceso libre o de promoción interna, no contaba con ese material. Existe una lista de temas, en el anexo correspondiente de la convocatoria de turno, con una serie de epígrafes en cada uno de ellos, sobre los que tratarán las preguntas del examen. Pero sin determinar hasta qué punto conviene ahondar en el estudio de cada tema.

Si algún tema se ocupa, por poner un ejemplo, de la L. O. 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cada opositor deberá determinar hasta qué punto profundiza en la materia, hasta qué punto se estudia el literal de dicha Ley Orgánica y de las restantes normas aledañas. Cada opositor, y cada academia de preparación, obviamente, de las que se sirven mayoritariamente los opositores. Y créanme que es complicado determinar ese grado de desarrollo y de profundización sobre cada tema…

¿Qué está pasando en las últimas convocatorias de ascenso a oficial y a subinspector?

En las últimas convocatorias, nos estamos encontrando con la sorpresa de que no todas las preguntas se contienen en los temarios de apoyo referidos. Es más, de hecho, cada vez más preguntas se sitúan fuera de la esfera de los mismos. ¿Es algo irregular o criticable? En absoluto.

De hecho, siempre que las preguntas se ciñan a los temas y a los epígrafes que en ellos se encuentran, es lo normal, porque el temario de apoyo, con esa denominación, como decíamos al principio, no engaña a nadie. Solo es una herramienta facilitadora del estudio y de la preparación, no tiene vocación de exhaustividad, pues sino no sería denominado Temario de Apoyo, sino Temario. Por tanto, no es reprochable tal circunstancia, más allá del estupor que haya podido causar en un opositor acostumbrado a ceñirse a aquel.

Último examen de ascenso a oficial: análisis riguroso del mismo

El examen teórico del pasado sábado, 23 de febrero de 2019, lo que ha hecho es profundizar en la herida… Incrementar el porcentaje de preguntas no incluidas en el Temario de Apoyo. Y no solo eso… Entre las preguntas extraídas de este, no todas respetaban la dicción literal del mismo ni estaban planteadas de modo directo. En algún caso, se debía interpretar parte del texto para dar con la solución correcta.

El reparto de preguntas entre las tres áreas del temario también ha cambiado ligeramente respecto de promociones anteriores.

El área jurídica, que ocupa un 46,34 % del temario, al abarcar 19 de los 41 temas, ha copado este año 52 preguntas, de las cuales 40 estaban dentro del Temario de apoyo. Y entre estas, 36 de modo literal y otras 4 no literalmente. Las otras 12 preguntas quedan al margen del temario.

Del área socioprofesional, que ocupa un 17,07 % del temario, al abarcar 7 de los 41 temas, se han puesto este año 13 preguntas, de las cuales 9 estaban dentro del Temario de apoyo. Y entre estas, 6 de modo literal y otras 3 no literalmente. Las otras 4 preguntas quedan al margen del temario.

Del área técnico policial, que ocupa un 36,59 % del temario, al abarcar 15 de los 41 temas, se han puesto este año 35 preguntas, de las cuales 19 estaban dentro del Temario de apoyo. Y entre estas, 18 de modo literal y otra no literalmente. Las otras 16 preguntas quedan al margen del temario.

Es curioso comprobar como en algún caso se ha utilizado la técnica de los ‘minisupuestos’, planteando situaciones prácticas concretas a modo de pregunta teórica.

En suma, un examen que ha resultado, en general, duro, sorprendente para muchos y que, sobre todo, genera la duda para futuras convocatorias de cómo preparar este examen.