¡He aprobado el temario y la ortografía! ¿Y ahora qué? - Oposiciones SagaOposiciones Saga

¡He aprobado el temario y la ortografía! ¿Y ahora qué?

psicotecnicos

El sábado pasado tuvo lugar el examen teórico y de ortografía de la XXXV promoción de la Escala Básica. Y, como siempre, algo intrínseco a la oposición, hubo risas, lágrimas y, sobre todo, muchos nervios.

Una vez publicada la plantilla con las respuestas correctas, y a expensas de las posibles impugnaciones y/o errores, todo opositor se hace una idea de la nota obtenida en cada uno de los ejercicios.

A partir de ahí, solo queda esperar la publicación definitiva de las notas, con la duda resuelta de las notas de corte que, definitivamente, marquen el color del semáforo de cada opositor en el presente proceso selectivo.

Sin embargo, hay opositores que han logrado notas superiores al 5 en cada uno de los ejercicios. Y, salvo sorpresa mayúscula, esa nota les va a facilitar el pasaporte para la prueba siguiente de la oposición.

Y, después, ¿qué?

Evidentemente, todavía queda mucho camino por recorrer. Muchos obstáculos que sortear. Muchas pruebas que superar.

Queda toda la tercera prueba del proceso selectivo.

En qué consiste, todo el mundo lo conoce… Se tiene que pasar un exhaustivo reconocimiento médico (en el que todos los años quedan excluidos algunos opositores), se tiene que superar la entrevista personal, previa redacción del Cuestionario de Información Biográfica (CIB, más conocido como ‘biodata’) y del test de personalidad; y se tiene que conseguir el apto en el examen final de psicotécnicos.

Se tiene la percepción generalizada de que la entrevista es la prueba más peligrosa de la oposición, por la carga de subjetividad que conlleva y por ser la que menos depende del opositor.

Pero, realmente, es una prueba que no tiene por qué ser un obstáculo insalvable. Toda persona capaz de comportarse con normalidad, de mantener una conversación adecuada, con un perfil compatible con lo que se espera del Cuerpo Nacional de Policía y que no tenga un ‘pasado oscuro’ en su expediente, habrá de superar, dentro de una lógica, la prueba en cuestión.

Del reconocimiento médico, poco podemos decir…

Y de los psicotécnicos, ¿qué podemos decir de los psicotécnicos?

Pues que es la última prueba de la oposición, tal y como está hoy concebida. Y que restan muy pocos opositores por caer en el proceso selectivo. Si la proporción es que sobra, aproximadamente, uno de cada diez o de cada quince opositores, dependiendo de cada año, la ratio es super favorable.

Pero hay una cosa muy clara: hemos llegado muy lejos en la oposición como para caer a las mismas puertas del éxito. Si cae uno de cada diez, ese uno no puedo ser yo.

Y eso es algo que tenemos muy claro en Saga.

La preparación de esta tercera prueba es tan exigente como la de las pruebas precedentes. No se puede dejar nada al azar.

Cómo Saga puede ayudarte a preparar los psicotécnicos

Tenemos que prepararnos al máximo para, caiga lo que caiga en el examen, dejemos muy atrás la nota de corte del examen de psicotécnicos.

Bajo la máxima de esta academia: “Quien entrena lo más, puede lo menos”, empezamos a trabajar los psicotécnicos desde ya, desde el miércoles 12 de diciembre, para no dejarlos hasta el último día antes del examen.

A razón de 2 días a la semana, 3 horas por sesión, en doble horario de mañana y tarde, se va a trabajar todo tipo de ejercicio psicotécnico, con la intención de que no nos pueda sorprender la división, cualesquiera que sean los test que nos puedan poner el día del examen.

Eso sí, abstenerse los opositores que no estén convencidos de aprobar. Desde que Saga es Saga, llevamos el pleno absoluto, el 100 % de aprobados, tanto en básica como en ejecutiva, en lo que a psicotécnicos se refiere. Y eso tiene que seguir así.

Se ofrece máxima dedicación y máximo compromiso durante los meses que dure la preparación. Con un programa variado y exigente, que nos sitúe en disposición de afrontar lo que nos echen.

En un curso que también incluye la preparación del biodata, del currículum vitae y de la entrevista, vais a tener la oportunidad, incluso los que tenéis la sensación de que ‘no es lo vuestro’ esto de los psicotécnicos, de comprobar hasta qué punto vais progresando y mejorando vuestras prestaciones.

Quizá no lleguéis a ir tranquilos al examen, porque eso es casi imposible de conseguir en según qué tipo de opositores, pero seguro que el que os escribe sí dormirá de un tirón la víspera del examen de psicotécnicos (como ya sucediera estos años atrás), con la seguridad de que no vais a fallar.

Si te interesa el curso, ¡reserva tu plaza lo antes posible!